www.endometriose.chInfertilidad
IT | FR | EN | AL 

Endometriosis e infertilidad

El impacto de la endometriosis sobre la fertilidad espontánea de una mujer es variable. La alteración de la fertilidad depende del grado de gravedad de la enfermedad que sufre la paciente. La anomalía responsable puede encontrarse en la vecindad de los ovarios o las trompas o en el peritoneo circundante.

La endometriosis provoca inflamación e irritación tisular que se repite continuamente al ritmo del ciclo menstrual. Esta inflamación provoca la liberación de factores bioquímicos inflamatorios que interfieren en la maduración del óvulo, la ovulación y la fecundación del óvulo. Por otra parte, como consecuencia de adherencias en la región de la mucosa de las trompas y la superficie de los ovarios, puede pasar que, después de la ovulación en el ovario, el óvulo no pueda ser recogido correctamente por la trompa.

Los quistes endometriósicos en los ovarios interfieren directamente en la maduración de los óvulos, impidiendo la ovulación normal.

La reacción de defensa del sistema inmunológico contra el endometrio fuera de lugar - y, por lo tanto, percibido como extraño - puede impedir el anidamiento del embrión en el útero. Una forma particular de endometriosis, llamada adenomiosis de la musculatura uterina, también puede interferir en el anidamiento del óvulo fecundado en la cavidad uterina.

En las formas graves de endometriosis, las relaciones sexuales pueden ser muy dolorosas y, por ello, prácticamente imposibles.

Tratamiento y perspectivas de éxito

Son suficientes unos pocos focos de endometriosis - los cuales, al ser totalmente indoloros, muchas veces no se detectan - para provocar una infertilidad. Por ello, ante la incapacidad para concebir un hijo, hay que tener presente la posible existencia de una endometriosis. El diagnóstico precoz y el tratamiento correcto de la endometriosis pueden permitir vencer la infertilidad.

Supported by AstraZeneca