www.endometriose.chDiagnóstico
IT | FR | EN | AL 

El diagnóstico,
la primera fase del tratamiento

La entrevista detallada con el médico («anamnesis») constituye la base del diagnóstico. Una descripción precisa por la paciente de sus síntomas y molestias puede permitir al médico sospechar una endometriosis.

Durante la exploración ginecológica, el médico puede ver directamente o palpar los focos voluminosos de endometriosis (por ejemplo, en la bóveda vaginal, en el intestino y los ligamentos de apoyo del útero).

La ecografía permite identificar con precisión los eventuales quistes endometriósicos en los ovarios. Estos quistes, también llamados «endometriomas», contienen sangre vieja y ofrecen una típica imagen regular en la ecografía.

Sin embargo, una ecografía normal no excluye la presencia de una endometriosis. En algunos casos, otras técnicas de imagen como la resonancia magnética (IRM) pueden ayudar a identificar los focos de endometriosis que se desarrollan, por ejemplo, en los ligamentos (aparato de sostén del útero) o en la musculatura uterina, una forma de endometriosis llamada adenomiosis.

Sin embargo, el método más fiable para el diagnóstico de la endometriosis es la exploración directa de la cavidad abdominal con un endoscopio (esta exploración se llama laparoscopia).

Las cuatro fases del diagnóstico

  1. Entrevista detallada («anamnesis»)
  2. Exploración ginecológica (palpación e inspección cuidadosa de la vagina y del cuello uterino con una lupa)
  3. Técnicas de imagen como la ecografía o la IRM (tomografía por resonancia magnética)
  4. Laparoscopia para confirmar formalmente el diagnóstico y, eventualmente, eliminar al mismo tiempo los focos de endometriosis

Supported by AstraZeneca